lunes, 9 de mayo de 2011

La televisión color y el Mundial 78.

La televisión color llegó a Argentina casi dos décadas más tarde que en el mundo. Para los países más desarrollados la televisión color habido sido el gran invento en la década del 60, mientras que a nuestro país el proyecto “Argentina 78 Televisora S.A” había nacido en 1976 y llevado a cabo en 1978.  Primero el  llamado Centro de Producción de TV en colores Argentina 78 TV (Figueroa Alcorta y Tagle) era el encargado de las transmisiones a color del campeonato, con seis estudios en una superficie cubierta de casi tres hectáreas. Gastaron 60 millones de dólares, pero los argentinos vieron el Mundial en blanco y negro. Solo las transmisiones que eran emitidas al exterior fueron vistas a color y en vivo, exceptuando el partido Argentina-Holanda, que si fue transmitido en color tanto para el exterior como para Argentina mismo.
Finalmente, por la ley 21895 se adopta para el color el sistema PAL (alemán) norma N y Hitachi comienza a fabricar en Argentina los primeros televisores color, ya que los aparatos blanco y negro no pueden transformarse

Finalizado el campeonato, el centro fue otorgado a Canal 7 y renombrado "ATC" Argentina Televisión Color, que el 1 de Mayo de 1980, comenzó con las verdaderas transmisiones a color para todo el país. 





Pero nada de esto era ideado sin una estrategia detrás. Los militares buscaban mostrar la fortaleza y el desarrollo del país con esta nueva adquisición, que en realidad no existían y como siempre, controlar a la sociedad mediante los medios, creando una realidad que no era compatible con lo que realmente estaba pasando en el país, de esta manera la ignorancia que se vivía, facilitaba al régimen el control.  Es por esto que el Mundial de 1978, cayó “como anillo al dedo”, ya que aprovecharon la pasión que despertaba el futbol en los argentinos para mantenerlos entretenidos y seguir ocultando lo que pasaba detrás. Ya que familiares de personas desaparecidas hacían llegar las denuncias a la prensa de Estados Unidos y Europa, lo cual podía hacer flaquear al gobierno militar.
Mientras en la cancha de River Plate se festejaba el comienzo del Mundial, con una apertura ideada por alumnos de diferentes escuelas del país y comenzada con la palabra de Videla hablando de la paz y la liberta, dos valores que carecieron terriblemente durante la dictadura los argentinos , a mil en el centro de detención de la ESMA a 1000 metros se torturaban a cientos de personas antes de ser asesinadas. Se invirtieron millones para dar una mejor imagen a los extranjeros que vinieran a Argentina con motivo del mundial, y a los mismos argentinos. 






Hubo mucha plata invertida en ATC, en sus estudios, en las estructuras de los estadios donde se jugarían los partidos, y demás para lograr una transmisión de color con calidad en todos los aspectos y así atraer más aun al público.Durante el mundial, hubieron movimientos extraños que llamaron la atención y crearon dudas acerca de si había existido un soborno, que por supuesto nunca se pudo comprobar (que no se acabaron hasta 1986 cuando se vuelve a demostrar la habilidad argentina) pero que se dejaron pasar como ser la goleada a Perú, pero aun así se considero un buen juego y se llegó  a la final: HOLANDA- ARGENTINA, donde Mario Alberto Kempes, nos dio el triunfo a los locales de una vez por todas .  




Con la copa ya en mano,  dos años después del golpe producido por Videla y sus compañeros, habían logrado uno de los objetivos que perseguían para de alguna manera “lavar la imagen” que se tenía de Argentina en el exterior.  Aunque nada sería tan fácil, los argentinos exiliados emprenderían un plan de boicot, ya que los militares querían manipular a la gente para que venga al país con la frase “Somos derechos y humanos” .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada